No teniamos...

No teniamos mas lágrimas, el viento nos secó los ojos, la tierra calló nuestra boca, ¿donde estamos?, quizas allá, pero nadie lo sabe...

21 feb. 2011

El juicio contra CCF y otras noticias (Grecia)

La actualización anterior fue publicada aquí:

http://www.klinamen.org/noticias/el-juicio-contra-celulas-del-fuego-dias-8-y-9-ultimo-comunicado-de-ccf-grecia

Los acusados finalizan huelga de hambre
La situación en el juicio de CCF se vuelve cada vez mas complicada, pero lxs compañerxs a través de sus comunicados ofrecen bastante transparencia. Recordamos que en dicha huelga de hambre participaron también Gerasimos Tsakalos y Mihalis Nikolopoulos, mientras que casi 20 otros presos antiautoritarios realizaron boicot de comida presidiaria. Este es la declaración publicada el sábado, 12 de febrero:
Este texto está escrito como una especie de declaración para comunicar que terminamos la huelga de hambre que hemos empezado el jueves 3 de febrero de 2011. Sabemos que las prácticas y formas de éste tipo de lucha dejan sus huellas en la historia del movimiento revolucionario subversivo, por tanto también tienen un carácter publico y están expuestas a cualquier critica. Pues, tomando en cuenta que terminamos la huelga sin que nuestra demanda ha sido satisfecha y además lo terminamos a cabo de tan poco tiempo después de empezar, hemos decidido de posicionarse en publico y hacer un balance de nuestra movilización, desde el inicio del juicio hasta ahora.
Durante toda la semana anterior al nuestro juicio, los medios de información de masas en una manera característica hicieron propaganda sobre el clima de seguridad, pare de éste modo hacer comprensible el hecho que con mucha probabilidad se va realizarlo “con las puertas cerradas”, en los marcos del más general intento de aislar a los presos políticos. Cuando ésta información llegó a nuestros oídos, empezamos a debatir esa probabilidad con más seriedad y discutir sobre la manera cómo vamos a reaccionar si eso se vuelva realidad. Fácilmente llegamos a la conclusión que en ningún caso vamos a aceptar que el juicio se lleve a cabo de esta manera y que haremos cualquier cosa para impedirlo.
Lunes,17 de enero nos encontró en la sala de juzgados, dónde aprendimos que el acceso para el publico estaba libre, pero los carné de identidad de los que deseaban entrar fueron guardados y fotocopiados. Después de señalar de manera ofensiva ese tema a los jueces, la corte llegó al acuerdo de que no se tiene que guardar a los carné y que todos los datos que fueron registrados sean destruidos. Después de la pausa de unos pocos minutos, cuando evidentemente recibieron algunos órdenes de sus superiores políticos, los jueces refiriéndose a los reglamentos que rigen dentro del espacio de la cárcel, declararon que el hecho de guardar los carné es legitimo y sea impuesto. Después de una fuerte reacción por parte nuestra y de la gente solidaria que estaba presente en la sala, porque obviamente han dejado sus datos por el único motivo de apoyarnos, hemos abandonado la sala declarando que en el caso si esas practicas fascistas del juzgado seguirán, tanto nosotros como nuestros abogados de defensa vamos a estar ausentes de los procedimientos.
En los calabozos donde estuvimos todos los 6 encarcelados, nuestros abogados nos informaron que existe hasta la posibilidad que nos van a juzgar en ausencia. Al mismo tiempo, los 3 acusados que están en libertad provisional, Manos Giospas, Nikos Vogiatzakis y Errikos Rallis, con los cuales hasta ese punto no tuvimos ningún acuerdo, dijeron que nos apoyaran sea que sea decisión que tomaremos, y actuarán según esta. En la discusión que tuvimos entre nosotros todos seis, pusimos a la mesa las eventualidades a cuales nos enfrentamos y hemos decidido, de una manera sobria y consciente, que a condición de que lo que exigimos no sea satisfecho vamos a destituir nuestros abogados y alejarnos del juicio. Desde luego que para el caso si ocurriría algo así, hemos redactado una declaración que sea leída por uno de nosotros. En este acuerdo, el único que tomó parte bajo ciertas condiciones era Aleksandros Mitrousias, él que nos dijo claramente que volverá al juicio sea que una sola persona con su presencia legitimizará el procedimiento.
La audiencia fue suspendida hasta lunes, 24 de enero, y entonces uno de nosotros ha leído en publico la declaración firmada con nuestros nombres, que decía que en el caso si no se acabe el régimen de aterrorizar a los solidarios, amigos y familiares, actuaremos según lo que hemos dicho y también empezaremos boicot de comida presidiaria que, si el juicio seguirá con abogados asignados por el estado y sin nuestra presencia, se va a convertir en huelga de hambre. Sólo la Konstantina Karakatsani, a pesar de asegurarnos que continuará siendo en acuerdo con la idea de abandonar el juicio, no firmó la dicha declaración, con la excusa que no la co-redactó y que quiere hacer su propia declaración aparte. Una declaración que, por cierto, nunca hizo, pero sin embargo luego utilizó ese argumento para justificar su falta de acuerdo con nosotros. Sin embargo, ella estaba de verdad en acuerdo, además de un manera explicita y contundente, con la declaración que abandonamos el juicio y destituimos a nuestros abogados, la declaración que leyó en nombre de todos nosotros Panagiotis Argyrou. Como naturalmente los que estaban presentes ahí pueden saber, todos voluntariamente hemos abandonado la sala mientras que los solidarios gritaban consignas.
A continuación los jueces sucesivamente asignaban abogados de oficio, algunos de los cuales ni siquiera se presentaron, otros imploraron varios razones, desde personales hasta éticos, para no tomar el caso. Finalmente, la corte decidió de asignar otra vez y a la fuerza los mismos abogados que nuestra elección, con el evidente objetivo de dar un giro nuevo al procedimiento, que hasta entonces parecía ser un callejón sin salida.
Por tanto, 3 de febrero, que era el día en que los abogados de nuestra elección tendrían que rechazar a su asignación por parte del juzgado, comunicamos el inicio de huelga de hambre para que fueran satisfechos las condiciones que hemos puesto. El mismo día pero más tarde, pasmados aprendimos de la TV que los abogados de Konstantina Karakatsani declaran que su cliente nunca les despidió y que abandonó el juicio esposada y por fuerza. El día siguiente aprendimos además que ella misma compareció en el juzgado presentando semejantes argumentos y pidió la suspensión del juicio para poder estar representada por sus abogados, que aquel día no eran presentes. Una sorpresa todavía más grande era el texto que publicó, en el que públicamente declaró que nunca se puso de acuerdo con nosotros en lo que se refiere al hecho de abandonar el juicio, mientras que también dejó claros unos otros puntos de discrepancia que tiene con nosotros, hasta sobre la nuestra decisión de hacer huelga de hambre por el tema en concreto.
Nosotros por nuestra parte consideramos la postura de dicha presa por lo menos inconsecuente. Cuando una persona, que además es anarquista, llega a acuerdos debe cumplir su palabra, especialmente cuando esos acuerdos suponen consecuencias, no sólo para él/ella, pero también para los demás. La retirada de K.Karakatsani ha legitimizado a la decisión del juzgado de fichar a la gente y abrió el camino para juzgar a los demás acusados en ausencia. Lo más irritante fue que intentó envolver su retirada en un manto político y no tuvo por lo menos la honestidad de admitir que no aguantó el peso de nuestro acuerdo común. Por otra parte es su postura la que dividió el frente combativo ante un juicio en el que podríamos lograr una victoria importante.
Por nuestra parte lo que está cierto es que la finalización de lucha que hemos dado nos llenó de experiencias y conclusiones. La auto-critica es una arma para cada revolucionario, y por esto reconocemos a nuestra error de sostener todo ese proceso sobre un acuerdo que no era basado en una perspectiva en común, mientras que cada uno de nosotros siendo personas insólitas, con diferentes puntos de salida y términos de la lucha, diferentes posturas políticas, convicciones y percepciones, ha dado su propio sentido a ese proceso, por lo tanto se ha creado una construcción con fundamentos relativamente inestables. Fue equivocación, claro, sin embargo lo fue también el hecho de contar con una falsa persona en el momento en que mucho está en juego para cada uno de nosotros. Sea que sea, ese desarrollo de las cosas provocó la ruptura de un acuerdo, que tras huelga de hambre ya caminaba sobre una cuerda peligrosamente fina. A partir del momento cuando también Aleksandros Mitrousias también eligió actuar así, algo que en cada caso ya nos hizo claro desde el principio, era un hecho dado que no se puede exigir nada de los tres otros acusados, los que están en libertad condicional, y creemos que cada uno lo puede entender. La posición de ellos tres fue apoyar a un sin grietas frente de lucha y cuando ese quedó fisurado no hay ningún motivo para ellos para no volver a participar en el juicio.
En cuanto a nosotros, vemos que, cuando más de la mitad de los acusados asiste al juicio, la huelga de hambre como medio de lucha no tendrá efecto. Somos revolucionarios y no mártires santos. La huelga de hambre es un medio, la importancia histórica y eficacia de cual no ponemos en duda. A pesar de todo esto, cuando los equilibrios cayeron hacia nuestro lado, el hecho de continuarla no parece para nada oportuno ni adecuado, sino al revés: sería un mero trámite y el fin por si mismo. Por tanto, hoy 11 de febrero decidimos de terminar huelga de hambre, , a pesar de que nuestra demanda no fue satisfecha. Por otro lado, en ningún caso vamos a aceptar a ese juicio ni a la manera en que se está desencadenando. Como revolucionarios no toleremos a ningún chantaje que nos intentarán imponer y no tenemos nada para negociar con su tribunal militar excepcional. Si ellos nos juzgarán en ausencia, deben que saber que nosotros ya antes les hemos condenado. Consideramos que la postura de la maquina estatal indica bien a sus intenciones. Pero, para nosotros la cuestión no es demostrar a su intransigencia y arbitrariedad. Al contrario: a nuestra posición la percibimos como una condición de victoria política ante el poder judicial, que se creyó que nos pudiera conformar con sus reglamentos y sus órdenes, y que así lograría vaciar del sentido a nuestra lucha.
Hay la necesidad ya para la clara y decidida opción en frente de un régimen totalitario que continuamente se vuelve más fascista. La estrategia del aislamiento de los presos políticos no tiene como objetivo simplemente sepultarles en las mazmorras democráticas o difamarles y calumniarles desde los canales de canalización de ese enorme bulto de la basura informativa que nos dan a comer. Tiene como objetivo aislarles completamente de cualquier expresión vivaz de la solidaridad, para de este modo cortar cada su lazo con los que forman parte del amplio movimiento revolucionario. Un tal intento de aislamiento es al fin y al cabo también la rígida postura de controlar y fichar a todos los que se atreven de asistir a nuestro juicio como un precio mínimo que tienen que pagar para mostrar su solidaridad. Un precio que, como todos sabemos, puede que pagarán caro en el futuro, con tal que la obsesión de órganos persecutorios y la vengatividad de la represión ya se han encrudecido y fácilmente pueden resultar en numerosas persecuciones penales y encarcelamientos.
La descontrolada criminalización de las relaciones de compañeros, de amistad y familiares, la flexibilidad y elasticidad de los cargos, los continuos desarrollos de la ley antiterrorista, las fotos de compañeros presentadas en la TV y por los diarios, todo eso es solo una parte de lo que sucedió y seguirá sucediendo. Al fin y al cabo, el hecho de guardar los datos de gente solidaria lo vemos como nada otro que una más punta de la represión que se va agudizando más y más. Así, declaramos clara y públicamente que mientras que en nuestro juicio no habrá lugar para nuestros compañeros, tampoco lo habrá para nosotros.
Desde detrás de las rejas, alzamos nuestros puños a todos compañeros en Grecia y en resto del mundo, que actuaron de manera solidaria en el contexto de la polimórfica lucha subversiva. Igualmente, muchos gracias a todos los que eligieron de expresar su solidaridad con nuestra lucha públicamente, realizando el boicot de comida presidiaria. Demostraron en realidad que hasta en las condiciones de encerramiento, los margenes de la lucha y de la solidaridad nunca se quedan demasiado estrechos. Porque la dignidad y la consciencia nunca se visten en cadenas...

VIVA LA REVOLUCIÓN
VIVA LA ANARQUÍA

Haris Hadzimihelakis
Panagiotis Argyrou
Panagiotis Masouras
Giorgos Karagiannidis

El juicio contra CCF. Día 10, 15 de febrero
El Tribunal de Delitos Graves de Atenas(compuesto por tres jueces) realizó la audiencia formado por otros jueces que hasta ahora, para examinar la petición presentada en la sesión anterior por los abogados de 4 de los acusados (Rallis, Giospas, Vogiatzakis y Mitrousias). Los dichos acusados tras sus abogados de nuevo repitieron su demanda de recusar a los jueces, regulares y suplentes, que constituían la corte desde el inicio de juicio, imputándoles varias infracciones legales y acusándoles de arbitrariedad. La corte rechazó esta petición diciendo que “no hay ningún indicio que comprueba la sospecha de arbitrariedad del tribunal con los acusados”. El juicio fue suspendido hasta martes 22 de febrero.

Otra detención y los juicios que vienen
Por la madrugada de viernes 11 de febrero fue detenido en Atenas el compañero D.H. de 38 años. La acusación principal fue porte de armas, según la policía al registrar su casa también fueron encontradas un par de armas ligeras más. Lunes fue llevada ante el juez de instrucción y fiscal, los cuales imputándole la ley antiterrorista decidieron ponerle en prisión preventiva. Se realizó una pequeña concentración de solidaridad en los juzgados. Puesto que los fuentes policiales y mediáticos contienen varias contradicciones sobre el dicho arresto (hasta sobre la zona en que ocurrió), pero sobretodo para respetar a las decisiones que el compañero mismo tomará vamos a esperar hasta que escribe algún comunicado sobre esos hechos.
El 17 de septiembre de 2010 fueron detenidos en una carretera rural en isla de Evia (150 km al norte de Atenas) 3 compañerxs y acusadxs por el atraco al banco ocurrido el mismo día en localidad de Psahna. Mihalis Traikakis y Aleksandros Kassivas se encuentran en cárcel preventiva (Koridallos), mientras que la Maria Ikonomou está en libertad condicional con cargos. La carta de las 3 fue publicada aquí:
http://barcelona.indymedia.org/newswire/display_any/407426
Después de 6 meses, los juzgados de Halkida (capital de la isla Evia) citaron a un otro compañero anarquista, V.P. para declarar como...¡cómplice en el dicho atraco! El compañero es conocido por su larga trayectoria política en las luchas antiautoritarias, no existe ninguna prueba que le conecta con el dicho atraco, aparte de...ser anarquista. Asamblea de Solidaridad convocó una concentración en frente de los juzgados de Halkida éste viernes, 18 de febrero.
24 de febrero se enfrentará al juicio, primero en una larga serie que le espera, compañero Simos Seisidis. Recordamos que Simos estaba en busca y captura desde enero de 2006 acusado por el mismo atraco que Giannis Dimitrakis, fue disparado por los maderos y detenido 3 de mayo de 2010, tras perder mucha sangre y debido al-intencionado-mal cuidado su pierna fue amputada y desde el verano pasado se encuentra en la hospital carcelaria Agios Pavlos, dentro del complejo penitenciario de Koridallos. El juicio que se celebrará 24 de febrero es ridículo, pero por esto no menos peligroso para el destino del compañero, porque puede marcar la línea con que será afrontado por el estado. Pues, hace ya 10 años, en 2000 se celebró en Atenas el concierto de Rage Against The Machine. Afuera del concierto fue atacada la policía y se montaron unos disturbios descontrolados. A cabo de muchos meses, un oficial de policía señaló a varios anarquistas conocidos diciendo que ellos provocaron esos incidentes. La gente iba a declarar, se montaban juicios pero todos fueron absueltos a largo de años, todos aparte de Simos, que al estar huido de la ley no se presentó. Ahora le toca a él. En marzo empezará su juicio por el atraco de enero de 2006, en que tampoco hay ningunas pruebas contra él, aparte de ser indicado entonces como cómplice de Dimitrakis. Obviamente, en todos estos juicios que vendrán habrá nuestra presencia solidaria.
El 9 de marzo empezará el juicio de Aris Seirinidis, otro compañero encarcelado desde mayo de 2010. Compañeros solidarios aparte de hacer permanente propaganda sobre el caso, el primer caso político en Grecia donde la única prueba es el ADN, preparan una campaña publica con manis,etc.
Carta de Aris fue publicada aquí:
http://barcelona.indymedia.org/newswire/display_any/398036

Acciones de solidaridad
Hace ya más de una semana en la puerta lateral de la comisaria de Gerakas (norte de área metropolitana de Atenas) fueron colocados dos artefactos incendiarios compuestos por 16 bombonas de camping gas y bastantes litros de gasolina. El incendio fue dedicado a los compañeros del caso de Células que estaban entonces en huelga de hambre y reivindicado por Frente Revolucionario Internacional/Complicidad Terrorista-Guerreros del Abismo/Comando Severino di Giovanni.

No hay comentarios:

Publicar un comentario