No teniamos...

No teniamos mas lágrimas, el viento nos secó los ojos, la tierra calló nuestra boca, ¿donde estamos?, quizas allá, pero nadie lo sabe...

26 ago. 2011

Un guiño a la historia (VII): Marius Jacob, un "trabajador de la noche" rebelde.

Alexandre Jacob (1879-1954), conocido como Marius Jacob, fue un anarquista ilegalista francés. Ladrón inteligente dotado de un agudo sentido del humor...


Duros comienzos

Jacob nació en 1879 en Marsella, en el seno de una familia obrera. A la edad de doce se enroló en un viaje como aprendiz de marinero que lo llevaría a Sídney, donde desertó de la tripulación. Más tarde diría de su viaje: "Yo vi mundo, y no es hermoso". Tras un breve periodo como pirata, que pronto rechazó por ser un mundo demasiado cruel, volvió a Marsella en 1897 y dejó la vida marinera definitivamente, afectado de fiebres que lo acompañarían por el resto de su vida. Siendo aprendiz de tipógrafo acudió a reuniones anarquistas, donde conoció a su futura esposa Rose.

El socialismo parlamentario de finales del siglo XIX se oponía, a menudo violentamente, al anarquismo. Desde el socialismo se pretendía lograr poder legalmente a través de los procesos electorales; desde el anarquismo sin embargo se entendía que la justicia social no era algo que se pudiera alcanzar desde la estructura del poder existente, sino que debía ser arrebatado por la clase obrera. En la Europa de la Belle Époque, tras la represión de la Comuna de París, las revueltas solían consistir en actos individuales de violencia, a menudo dirigidos contra reyes, políticos, soldados, oficiales de policía, tiranos y magistrados. Numerosos militantes anarquistas fueron encarcelados y guillotinados. Hombres como Ravachol, considerados por mucha gente terroristas, fueron condenados a muerte.

Pillado con explosivos tras una serie de robos menores, Jacob fue condenado a seis meses de prisión, tras los cuales tuvo dificultades para reintegrarse. A partir de ese punto, eligió un "ilegalismo pacifista".

 Actividades

En Toulon, el día 3 de julio de 1899, Jacob fingió sufrir alucinaciones para evitar una pena de cinco años de reclusión. El 19 de abril de 1900 escapó del manicomio de Aix-en-Provence con la ayuda de un enfermero y se refugió en Sète. Allí organizó una banda de hombres que se llamaba "los trabajadores de la noche". Los principios eran sencillos: no se asesina excepto para proteger la propia vida y libertad de la policía; se roba sólo de los considerados parásitos sociales -empresarios, jueces, soldados y el clero- pero nunca a quienes llevan a cabo profesiones consideradas útiles -arquitectos, médicos, artistas, etcétera-; finalmente, un porcentaje del dinero robado se dona a la causa anarquista. Jacob eligió evitar trabajar con anarquistas idealistas y en lugar de ello se rodeó de compañeros ilegalistas.

Para comprobar que quien pretendían atracar cumplía sus domicilios, la banda de Jacob introducían trozos de papel bajo la puerta y volvían al día siguiente para comprobar si el papel seguía en su sitio. Además, Jacob se volvió un experto en forzar cerraduras de puertas y cajas fuerte. Otro inteligente método criminal consistía en entrar a apartamentos por el suelo desde el techo del piso inferior. Jacob introducía un paraguas por un pequeño agujero practicado en el techo, de manera que una vez insertado el paraguas podía abrirse para recoger los escombros y amortiguar el ruido producido al romper el techo.

Entre 1900 y 1903, operando con grupos de dos a cuatro personas, Jacob efectuó más de 150 robos en París, provincias circundantes e incluso el extranjero. Pero Jacob comenzó a sentir que la suya era una causa perdida. Un día, mientras intentaba convencer a un obrero de que se uniera al anarquismo, Jacob recibió una respuesta significativa: "¿Y mi jubilación?".

El 21 de abril de 1903, una operación llevada a cabo en Abbeville se complicó. Habiendo asesinado un oficial de policía para poder escapar, Jacob y sus dos cómplices fueron capturados. Dos años más tarde, en Amiens, Jacob fue juzgado. Militantes y simpatizantes anarquistas acudieron en masa a la ciudad para crear una platarorma para sus ideas. "Sabéis quién soy: un rebelde, que vive de sus robos". Escapó de la guillotina pero fue condenado a una vida de trabajos forzados en Cayenne.

Trabajos forzados y resurrección
En Cayenne, Jacob mantuvo correspondencia con su madre, Marie, que nunca abandonó a su hijo. Intentó escapar 17 veces sin éxito.

Tras la abolición en todo el país de los trabajos forzados (inspirada en los escritos de Albert Londres), Jacob regresó a la ciudad, donde sufrió de depresión hasta 1927, tras la cual se mudó al valle del Loira donde se volvió comercial ambulante y volvió a casarse (Rose había muerto durante su tiempo en la prisión).

En 1929 a Jacob le presentaron a Louis Lecoin, director del periódico Libertaire. Los dos hombres forjaron una amistad para toda la vida. Tras los apoyos internacionales a los prisioneros anarquistas Sacco y Vanzetti, promovieron la campaña contra la extradición de Durruti, a quien le esperaba la pena de muerte en España. En 1936 Jacob fue a Barcelona con la intención de ayudar a la CNT, pero convencido de que no había esperanza en la Guerra Civil Española volvió a la vida mercantil francesa.

Aunque no se implicó directamente en la resistencia francesa (había muy pocas redes específicamente anarquistas, a pesar de que algunos libertarios, principalemente españoles, participaron en el movimiento), fugitivos de la resistencia tuvieron siempre un refugio en su casa. Tras la muerte de su madre (1941) y la de su esposa (1947), rodeado de amigos y camaradas, Jacob nunca renunció a su estilo de vida ni a sus opiniones.

Recomendamos la lectura del libro "Por qué he robado y otros escritos" de la editorial Pepitas de Calabaza, y "Jacob, recuerdos de un rebelde" de la editorial Txalaparta escrito por Bernhard Tomas.


25 ago. 2011

[euskalherriak] Nueva Okupacion en Eibar


Comunicado de la Gazte Asanblada a raíz de la okupacion realizada a cabo el miercoles dia 24 de agosto de 2011

Mas abajo esta la traducción al castellano y el plan para hoy dia 25.

Gaurtik, Eibar apur bat alaiagoa eta koloretsuagoa da, Gazte Asanbladak Iparragirre kalian dagoen Cadenas Iris fabrika zahar eta abandonatua okupatu du. Asmoa argia da, grisa kolorez bete eta eibartar orori aginte bariko gune askea eskaintzea.
Gaztetxeak norberak dituen trebeziak eta ahalmenak besteenekin batu eta modu kolektiboan gure bizitza sozialean, politikoan zein kulturalean faltan botatzen ditugun ekarpenak eta harremanak garatzeko aukera ematen duela sinesten dugu. Gune autogestionatua nahi dugu, denon lekua izango dena eta eskaintza kultural anitza emango digun toki askea. Eibartarron, eta nola ez, auzokideen artean poztasuna eta alaitasuna zabalduko duen gunea da lortu nahi duguna, beraz, errespetuan eta elkarbizitzan oinarritutako gunea izango da gaztetxea.
Denon iritzia eta denon ideiak izango dira beharrezkoak, herritar guztion gune bilakatu nahi dugun lekua da gaztetxea. Horregatik, eredu parte hartzaile baten aldeko apustu garbia egiten dugu, denon ahotsa eta iritzia kontutan hartuko duen eredua.
 Hau dela eta, ezin amaitu bertan parte hartzeko deia egin gabe. Hasieran aipatu bezala Iparragirre kalian (Karmelitas eliza parian) egongo gara besoak zabalik elkarlanean aritzeko irrikitan, ilusioz eta poztasunez lepo.

 Eibarko Gazte Asanblada

 2011ko Abuztuak 24

Desde hoy Eibar es un poco mas alegre y kolorid, la asamblea de jóvenes a okupado la antigua fabrik abandonada Cadenas Iris que se encuentra en la calle Iparragirre. La intención es clara, dar color a lo gris y ofrecer a todxs los eibarreses un espacio sin autoridad.
 […] El gaztetxe debe servir como herramienta para el desarrollo de una vida comunitaria tanto en le terreno social, como el político y el cultural. Queremos un espacio autogestionado, un lugar que sea de todxs y con una oferta cultural variada.[…] un espacio que se base en la convivencia y el respeto […] es necesaria la opinión de tdxs […] hacemos una  apuesta por un modelo participativo, un modelo que tome en cuenta la voz y la palabra de todxs.
[…] Por todo ello, os animamos a tomar en este proyecto. Estamos en la calle Iparragirre (al lado de la iglesia de las Carmelitas) […]

Actividades para hoy 25 de agosto:
-10:00etan gaztetxea ikusi eta auzolana / visita y auzolan*
-12:30etan hamarretakoa / almuerzo
-14:30etan bazkaria / comida
-16:00etan asanblea herrikoia eta auzolanera buelta... / asamblea popular y auzolan*
*auzolan: trabajo vecinal, trabajo comunal; trabajo en común de todos los vecinos…

22 ago. 2011

Un guiño a la historia (VI): Auguste Vaillant, propaganda por el hecho.

Auguste Valliant fué un importante agitador anarquista y fervoroso defensor de la propaganda por el hecho.Nació en las Ardenas en 1861,Vaillant tuvo una infancia miserable.A los doce años ya vivía solo en París,donde posteriormente fué condenado por pequeños delitos:A los trece por tomar un tren sin boleto,a los diecisiete años por robar comida, por tales crímenes pasó seis días en prisión.Trabajó en diversos empleos manuales temporariamente en condición de aprendiz y desarrolló una pasión por la astronomía y la filosofía.Preocupado con la miseria de los habitantes pobres de París entre los que se incluía,Vaillant se integró en los círculos anarquistas, el anarquista Malato lo recordará en su juventud como un muchacho retraído y silencioso.Se casó y vivió en medio de la pobreza con su esposa y su hija Sidonie,que después de su muerte sería adoptada por Sébastien Faure.
En cierto momento de su vida decidió abandonar París para probar suerte en Argentina, en la región del Chaco, donde la realidad no se mostró menos hostil. Después de tres años en el extranjero, Vaillant retornó a Francia en donde conseguía sub-empleos casuales que apenas le permitían mantener a su familia. Vaillant se convirtió en un importante agitador de las campañas anarquistas, y frecuentemente defendía la propaganda por el hecho. Las olas de acciones ejecutadas por anarquistas estaban multiplicándose en Francia entre los años 1892 y 1894 por medio de la iniciativa de varios activistas, entre los que estaban Ravachol, Sante Geronimo Caserio y Émile Henry. Sus acciones intentaban atacar a la burguesía y al estado nacional, responsables de la miseria y de la crisis económica vigente, y de la explotación de las clases subalternas. La ejecución de Ravachol motivó a Auguste Vaillant a exigir venganza. Ravachol fué guillotinado después de poner cuatro bombas en lugares públicos parisinos y en un gran restaurante. La acción de Vaillant ocurrió el día 9 de diciembre de 1893. Cerca de las 16 horas, arrojó una bomba de gran impacto en la Cámara de diputados del Palacio Bourbon en una sesión presidida por Charles Dupuy. Esta era una bomba cargada de clavos y metralla que fue lanzada sobre los diputados y espectadores que asistían a las deliberaciones. Cincuenta personas fueron heridas, incluyendo el mismo Vaillant cuya nariz fue arrancada.



Un artículo del Fígaro del 10 de diciembre de 1893, describe la escena:
"La explosión de la Cámara de Diputados, pintada por el artista Derroir.
La bomba fue arrojada del segundo foro público localizado a la derecha del palestrante de la Casa en la segunda galería superior, y explotó a la altura de la galería inferior, reventando en un torbellino gigantesco aquello con lo que se encontró. Muchos diputados fueron lanzados a la distancia y el abad Lemire fue arrojado al piso alcanzado por una esquirla en la parte trasera de la cabeza, abriéndole una herida profunda. Otros diputados fueron también heridos: MM de Lanjuinais, Leffet, Barão Gerard, Sazenove di Pradine, de Montalembert, Charpentier, Tréveneune. Cercados por la humareda, se refugiaron en las oficinas en busca de los primeros auxilios. Dupuy, que presidia la sesión fue alcanzado por un clavo a un costado de la cabeza."

Detenido con otras veinte personas, Vaillant admitió en aquella misma noche que él era el autor de la bomba. Antes del veredicto del juicio, Vaillant habló a los jurados de los motivos por los que recurrió a actos de violencia en favor de una nueva sociedad:
"Tuve por lo menos la satisfacción de golpear esta sociedad existente, esta sociedad maldita donde cualquiera puede ver que un solo hombre gasta inutilmente lo suficiente como para alimentar centenares de familias; una sociedad infame que permite a unos pocos individuos monopolizar la riqueza social (...) regresé a Francia donde me estaba reservado el ver sufrir a mi familia terriblemente. Esta fué la última gota que rebasó el vaso de mi tristeza. Cansado de llevar esta vida de sufrimiento y cobardía, llevé esta bomba hasta aquellos que son los principales responsables por la miseria social"

Aguste Vaillant fue sentenciado a muerte, a pesar de que con su acción no mató a nadie, solo causó heridos. A pesar de la petición de indulto hecha por el abad Lemire, herido durante el ataque. El Presidente de la República, Carnot, desatendió todas las demandas en favor de Vaillant y firmó la ejecución. Ese mismo año Carnot sería ajusticiado por el anarquista Sante Gerónimo Caserio.

A los 33 años de edad, el día 15 de febrero de 1894 Vaillant fué guillotinado. Antes del momento final gritó:
¡Larga vida a la Anarquía! ¡Mi muerte será vengada!


17 ago. 2011

Dos británicos condenados a cuatro años por "incitar a la violencia" en Facebook

Extraido del diario Gara


Un tribunal de Chester ha condenado a dos jóvenes, de 20 y 22 años, a cuatro años de cárcel cada uno por incitar a la violencia en la red social Facebook durante los recientes disturbios en Gran Bretaña, a los que la Justicia está respondiendo con mano dura.


16/08/2011 20:11:00
LONDRES-. Los dos jóvenes han sido condenados por utilizar la red social para incitar a otras personas a tomar parte de los actos violentos que se extendieron por diversas localidades inglesas la semana pasada, informa la cadena británica BBC.

Además, en Manchester, tres chicos de 18 años, 26 y 31 años han sido hallados culpables de diversos robos por el Tribunal de la Corona, la corte más elevada para casos criminales en primera instancia, que solo se ocupa de los delitos más graves.

Uno de ellos, de 26 años, ha sido condenado a 18 meses de cárcel por posesión de bienes robados, después de guardar en su coche una televisión de 37 pulgadas que alguien había sustraído de un establecimiento.

El joven de 18 años, que cuenta con diversos antecedentes, ha admitido haber robado en un supermercado de la cadena Sainsbury's durante los disturbios, y ha sido sentenciado a dos años de internamiento en una institución para menores.

Por último, el joven de 31 años, que fue detenido en el centro de Manchester con una bolsa que contenía ropa y zapatos robados por un valor de unas 500 libras (unos 570 euros), ha recibido una condena de un año y cuatro meses de cárcel.

Los tres casos fueron transferidos a este tribunal dado que instancias más bajas no podían imponer sentencias de más de seis meses para esos casos, un periodo considerado demasiado corto para los magistrados en esta ocasión.

El juez Andrew Gilbart ha dicho que "arrebatos de comportamiento criminal" como los últimos saqueos y disturbios deben ser castigados con "sentencias más largas" que los delitos que se cometen de manera aislada.

Los disturbios de la semana pasada se saldaron con más de 2.600 detenidos, de ellos 1.685 en Londres, 985 de los cuales han sido procesados, según los últimos datos hechos públicos hoy por Scotland Yard.