No teniamos...

No teniamos mas lágrimas, el viento nos secó los ojos, la tierra calló nuestra boca, ¿donde estamos?, quizas allá, pero nadie lo sabe...

8 jun. 2011

Euskadi hace negocio con la guerra de Libia



Las bombas estallan lejos, pero la guerra comienza aquí. Esta frase, que se aplica perfectamente a la mayoría de los países de occidente, es actualidad en Euskadi.
El ejército español participa en la guerra de Libia de manera activa, y para eso ha mandado cuatro cazas EF-18 para bombardear, como podemos recordar en esta noticia de El País:
En dicha noticia podemos ver el armamento que llevan estos «descubrimientos de los sabios», que diría Bertolt Brecht: misiles Sidewinder de corto alcance y misiles AMRAAM de medio alcance.
Los Sidewinder son Iris-T (Infra-Red Improved Sidewinder-TVC), que los ha implementado SENER, empresa de ingeniería con sede en Euskadi y proyección internacional, tal y como viene en muchos sitios de su web:
En cuanto a ITP, hace los trabajos de mantenimiento del motor F404 del F-18, como podemos ver también en su página web:
De todos modos, ITP no sólo está involucrada con uno de los contendientes de la guerra de Libia. El año pasado firmó un acuerdo con Gadafi para la reparación y mantenimiento de los motores de los aviones militares Hércules del ejército de Libia:
En las guerras unos sufren las consecuencias (el pueblo libio) y otros, sin embargo, amasan pingües beneficios. Las empresas de armamento son, quizá, el exponente más obsceno de este segundo grupo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario