No teniamos...

No teniamos mas lágrimas, el viento nos secó los ojos, la tierra calló nuestra boca, ¿donde estamos?, quizas allá, pero nadie lo sabe...

13 jun. 2013

Un guiño a la historia XXI: Ramon Gonzalez Sanmarti "El nano", la vida en la lucha...

El 26 de mayo - otras fuentes citan el 25 de junio - de 1920 nace en Granollers (Vallès Oriental, Catalunya) el anarcosindicalista, anarquista y resistente antifranquista Ramón González Sanmartí - el segundo apellido citado a veces com Sanmartín -, también conocido como El Nano de Granollers o Salvador Soler Santamaría.
En 1933, cuando todavía era un aprendiz, se afilió a la Confederación Nacional del Trabajo (CNT). En estos años trabajó en la fábrica de tejidos de algodón de Roca Umbert de Granollers. Durante los hechos revolucionarios de octubre de 1934 fue detenido y encerrado unos meses. Una vez libre en 1935, entró a formar parte del primer Comité de Granollers de las Juventudes Libertarias y en mayo de 1936 representó la comarcal del Vallès Oriental de éstas en el Pleno Regional de Badalona.
Participó en los combates en las calles en las jornadas de julio de 1936 contra el levantamiento fascista y fue nombrado miembro de los comités locales de la Federación Ibérica de Juventudes Libertarias (FIJL) y de la Federación Anarquista Ibérica (FAI). En octubre de 1936 marchó al frente de Aragón en la milicia de Ginés Mayordomo que se integró en la «Columna Roja y Negra», que luego pasaría a ser la 28 División («División Ascaso»). Tras la decisión del general Sebastián Pozas, comandante del Ejército republicano del Este, de licenciar los combatientes menores de edad, regresó a Granollers donde retomó diversas tareas de organización.
Con el hundimiento del frente de Aragón, en abril de 1938, con otros compañeros de las Juventudes Libertarias, se encuadró en la 26 División (antigua «Columna Durruti»), entonces dirigida por Ricard Sanz García, en la que luchar en varios combates en las comarcas del Pallars Jussà y la Noguera (Sant Corneli, Sant Romà d'Abella, pantano de Camarasa, etc.). Con el triunfo franquista, participó en la operación de la Retirada y febrero de 1939 cruzó los Pirineos y fue encerrado en varios campos de concentración (Vernet, Agde, Barcarès, Argelers y Sant Cebrià).
Huyendo de los campos se alistó en la Legión Extranjera, destinado en Marruecos enfermó y fue licenciado. De nuevo en Europa, fue detenido por los nazis en Toulouse como ex combatiente y enviado para hacer el Servicio de Trabajo Obligatorio (STO) alemán en Sète (Languedoc, Occitania). Pudo huir y entró a formar parte de la resistencia, como enlace con la CNT clandestina.

Después de la Liberación, participó activamente en la reorganización y en la estructura orgánica de la FIJL. Integrado en los grupos de combate antifranquistas, realizó diversas incursiones en Catalunya con los grupos de Josep Lluís Facerías (Face) - eran cuñados -, de Celedonio García Casino (Celes) y, ocasionalmente, de «Los Maños». El 31 de mayo de 1947, con Juan Cazorla Pedrero y Pedro Adrover Font (El Yayo), expropiaron 18.000 pesetas de la fábrica Roca Umbert donde él había trabajado. El 12 de julio de 1947 intervino con otros compañeros en la ejecución del confidente de la policía franquista Eliseu Melis Díaz. El verano de 1947 se integró en el Movimiento Libertario de Resistencia (MLR). A principios de noviembre de 1947 se internó clandestinamente en la España franquista con Josep Lluís Facerías, Juan Cazorla Pedrero (Tom Mix), Francisco Ballester Orovigt, Celedonio García Casino y Domingo Ibars Juanias. A principios de marzo de 1948 cruzó los Pirineos, con Juan Alcacer Albert, como delegados del FIJL con el fin de presentar informes a la organización del exilio.
Ramón González Sanmartí murió de un tiro en la frente el 13 de junio de 1948 en una emboscada en las calles Talleres, Valldonzella y plaza Bonsuccés de Barcelona perpetrada por la policía cuando participaba en una incursión guerrillera, en esta acción pudieron huir Raúl Carballeira, Víctor García y Juan Cazorla, aunque este último herido de bala en el intestino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario