No teniamos...

No teniamos mas lágrimas, el viento nos secó los ojos, la tierra calló nuestra boca, ¿donde estamos?, quizas allá, pero nadie lo sabe...

20 dic. 2010

Menos machocore y mas jarcore

Al grano… quizás no os hayáis puesto a analizar profundamente lo que esta pasando, quizás no lo hayáis sentido un problema, quizás hayáis mirado hacia otro lado, quizás no lo hayáis visualizado… pero últimamente (o quizás desde hace mas tiempo, pero yo me estoy percatando ahora que cada vez se dan mas casos) estamos viviendo un auge de la violencia macho-energúmena en nuestros espacios… agresiones físicas, verbales, actitudes prepotentes, autoritarias…. y encima con el beneplácito de la casi mayoría; gente que siente estas agresiones pero que no siente un apoyo, una cobertura a la hora de hacerlas frente… y es una pena, porque estas personas acabarán abandonando estos espacios, SUS ESPACIOS, por sentirse acosadx, menospreciadx, abandonadx… es triste ir a un concierto (p.ej.), para mi un acto donde podemos relacionarnos, bailar, expresarnos e incluso eliminar lúdicamente todas esas tensiones que nos agobian diariamente (eso si con respeto hacia lxs demás), un lugar para el disfrute, para expandirse, para sentir… al igual que lo hacían nuestros antepasados alrededor de la hoguera, al sonido de sus instrumentos; como decía, es triste ir a un concierto y sentirte en tensión, a la espera de lo que te vas a encontrar, a la espera de cómo te vas a sentir, estamos dejando que deje de ser nuestro espacio, estamos dejando que no tengamos una seguridad y una confianza en un espacio que es nuestro, estamos dejando que esa tranquilidad se convierta en desconfianza…
Y no puede ser!!! Debemos recuperar nuestros espacios, nuestros momentos, debemos visualizar las agresiones (no hace falta ver un ojo morado, un puñetazo…), identificarlas y hacerles frente, es cosa de todas y todos, el mirar hacia otro lado es colaborar con el agresor, debemos pensar porque se repiten los esquemas de la sociedad-sistema que tanto criticamos en nuestros espacios, a lo mejor es que pensamos que tenemos currado algo en lo que ni siquiera nos hemos parado a pensar, algo que hemos relegado inconsciente o conscientemente para otro día, ¿porqué?, ¿a que le tenemos miedo?, ¿quizás a ver en nosotrxs mismxs esas posturas y/o actitudes que tanto odiamos en publico? Visualizarlas nos ayuda a combatirlas también en nosotrxs mismxs, la revuelta esta en nuestro interior también… ¿o quizás es que nuestro macho-centrismo nos ha llevado a relegar este tema para seguir manteniendo nuestro estatus dominante y no perderlo jamás?
Estoy arto de los puñetazos y las patadas en los conciertos (mas jarcore y menos machocore), estoy arto de actitudes autoritarias en las asambleas, estoy arto del menosprecio en las relaciones del día a día, estoy arto de babosos, sabelotodos, gurús, paracaidistas… iros todos a la mierda!!!
Se acabo el buen rollo, os vamos a echar a patadas, dejadnos en paz… es responsabilidad de todos y todas… respuesta colectiva!!




P.D.: no nos hace falta una asamblea general para debatir que hacer cuando ocurre una agresión, desde el momento en el que una persona se siente agredida hay que reaccionar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario